Saltar al contenido

Gafas para ordenador

Gafas para ordenador
5 (100%) 2 votes

Vista cansada, ojos rojos, falta de concentración, dolor de cabeza, problemas para dormir… son solo algunos de los síntomas que seguramente estás sufriendo, las gafas para ordenador graduadas y sin graduar son tu ayuda definitiva.

Sufres el síndrome visual informático como la gran mayoría de personas que pasan mucho tiempo frente a las pantallas, ya sea de ordenador, móvil o tablet.

Todos estos síntomas se deben a la luz azul que desprenden los dispositivos electrónicos y que afectan gravemente al nuestro sistema ocular, en especial a la mácula, que a largo plazo puede producir incluso ceguera. ¡La única solución para protegerse de esta radiación son las gafas anti-fatiga o gafas anti-luz azul!

beneficios gafas luz azul

Gafas para ordenador sin graduar

Si no necesitas graduación para ver adecuadamente, puedes usar cualquier modelo de lente de nuestra web.

Gafas ordenador en Amazon

Gafas para ordenador graduadas

Sin embargo, si sufres de presbicia puedes comprar cualquier de estos modelos en la graduación que necesites, o añadir unas lentes en clip a la montura de tus gafas de ver.

Estas gafas no solo son para el ordenador, las puedes usar en tu día a día como gafas de lectura, por ejemplo, además los cristales anti-luz azul protegen de los rayos UV del sol.

¿Es seguro comprar gafas con graduación en Amazon?

Sin lugar a dudas. Las empresas y tiendas seleccionadas en nuestra web son de plena confianza y altas calidades asegurando una protección fiable de tus ojos.

Otras recomendaciones para vencer el síndrome visual informático

Las gafas no lo son todo, si bien protegen entre un 80 y 100% de la luz azul que desprenden las pantallas, junto con estos otros trucos tendrás el combo perfecto para acabar el día con los ojos descansados.

  • Haz descansos cada 20 min cuando estés mirando un pantalla y mira al infinito, por la ventana por ejemplo. Ayuda a descansar los ojos ya que cambia su enfoque.
  • Chequea la resolución, brillo y contraste de tu pantalla. Una mala calibración ocasiona que nuestros ojos se esfuercen al leer letras y frases y se fatiguen más.
  • Usa gotas o spray humectante en los ojos. Exponerse excesivas horas a una pantalla ocasiona que nuestro ritmo de parpadeo disminuya, provocando rojez y sequedad.